domingo, 23 de enero de 2011

¿Congresistas?

En el Perú todos quieren ser congresistas. No, no es por conciencia cívica, por amor a la Patria, es por amor a la plata. Lamentablemente, es así. Por eso el bajo nivel moral y académico de nuestro Congreso. Como dice Martín Tanaka, en La República, cada candidato presidencial debería sentirse responsable por la calidad de nuestro próximo Congreso, ya que ellos son los que están poniendo en sus listas a diversos personajes de la farándula local y en otros casos a congresistas en entredicho.

Qué lástima que no se den cuenta del daño que le están haciendo al país y también a su propia imagen y a su partido. No se dan cuenta que poniendo a personas "famosas" en el ambiente de la farándula pueden hacer su lista más atractiva a los electores. Pero, ¿de qué electores estamos hablando? Del grueso de la población, a la que no le gusta la política, para quienes la política está devaluada. ¿Y por qué está devaluada? Justamente por este tipo de decisiones que toman los partidos.

Lo que necesita el país es personas comprometidas con el bien de la Nación, no con ellas mismas y con sus bolsillos. Necesitamos personas con verdadera vocación de servicio y con desprendimiento. Gente que ponga a su país por encima de sus intereses particulares. Un verdadero político es una persona comprometida con sus ideales, no lo que vemos en el Congreso. Si entraran personas tal vez desconocidas pero con probada solvencia moral y profesional, si todos los partidos llegaran a un concenso para dejar de lado los resultados cortoplazistas y miraran un poco más allá, en un lapso no muy largo podríamos ver los frutos de esa acertada decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada